Redes de Trueque

Clubes de Trueque


puedes descargar este documento aquí:  ClubesDeTrueque.rtf


Mi nombre es Elsa Ortalda, estoy radicada en Huerta Grande hace 10 años y junto a otras 7 personas más fundamos el 1 de Noviembre de 1996 el Club de Huerta Grande.   A los seis meses apadrinamos, poniendo a su disposición toda nuestra corta experiencia, a un grupo de Cosquín. Y así nació otro club.



Estoy frente a Uds. convocada para hablar sobre los Clubes del Trueque.

.

Tema que, hace más de tres años estuvo en "el candelero" Siendo tratado en muchos programas de radio y televisión.


En realidad EL TRUEQUE es un sistema tan viejo como la humanidad que ha ido enriqueciéndose a lo largo de la historia.

.

Cuando no existía LA MONEDA, ni se había establecido ningún valor de intercambio se daba EL TRUEQUE DIRECTO. Este consistía en intercambiar productos en base al valor necesidad.

.


Hoy, en nuestro norte argentino, para dar un ejemplo, todavía se lleva adelante este sistema de permuta.

En el mes de octubre se realiza la MANCA FIESTA, en Jujuy . Una vez al año se encuentran en La Quiaca, de distintas regiones y hacen TRUEQUE.


El grupo de los teleros llega con la necesidad de obtener vasijas de barro y estos últimos, como no hilan ni tejen obtienen la vestimenta para todo el año. Y así imagínense todas las necesidades a cubrir.

.


En definitiva ese es el elemento convocante, LA NECESIDAD.

Volviendo entonces a los clubes del trueque, LA NECESIDAD de satisfacer aspectos económicos y sociales nos lleva a reflotar estas viejas técnicas. Con una diferencia: se realiza el intercambio de bienes y servicios en forma MULTIRECIPROCA.



Ya lo desarrollaré más adelante, pero es importante hacer esta distinción entre el trueque ancestral y ésta nueva modalidad que al utilizar "vales"(llamados créditos), facilita el intercambio multirrecíproco.



Historia


En 1995 un grupo de Bernal Provincia de Buenos Aires, tomando el ejemplo de otros países (Canadá, Francia, etc.) y nutriéndose de pensadores y economistas como Shumasher (Lo Pequeño es Hermoso), Tofler (La Tercer Ola), Max Neef (Desarrollo a Escala Humana) entre otros, propuso la creación del primer Club del Trueque de la Argentina.


Editan un libro, donde presentan las diferentes opciones posibles para llevar adelante esta organización.


La difusión de las actividades a través de sus fundadores y coordinadores en los medios masivos de comunicación, hace que en numerosos pueblos y ciudades de nuestro país surjan NUEVOS CLUBES, sin tener una relación directa con el club de Bernal. Simplemente sirvió para "despertar" a muchos.


Hay quienes sostienen que es


  • un caso exitoso de gerenciamiento social y que congrega a multiplicidad de actores y así posibilita nuevos tipos de interacción.
  • Hay quienes ven en los clubes un simple paliativo de la crisis.
  • Otros apuestan a promover un cambio de actitud en el área social
  • Muchos se preguntan si es una economía paralela o una economía alternativa.
  • Otro consideran que es el espacio apropiado para canalizar y satisfacer la necesidad de ACCION – PARTICIPACION- COMPROMISO que poco podemos practicar en el sistema formal.


Todo lo expresado y mucho más, tiene la respuesta adecuada en los principios que sustentó este proyecto.


Inicialmente los clubes adoptaron los doce principios del Club de Bernal.

Luego de un tiempo, algunos, como el Club de Huerta Grande (Córdoba) al cumplir sus dos años de vida, entendieron que al crecer no solamente en forma cuantitativa sino cualitativamente era el momento de diseñar nuevas pautas o mejorar las existentes a la luz de las particularidades del grupo.


Los clubes, no responden a una organización formal hay ciertas conductas que le dan un perfil particular de auto-organización. 



Eso significa AUTONOMIA


La auto-organización contempla procesos de automantenimiento, como así mismo de auto-trascendencia, que se manifiesta en los procesos de aprendizaje, desarrollo y evolución.   Sin normas estáticas.   Pero con pautas mínimas que van creando hábitos de convivencia.  


Voy a leerles, entonces, el decálogo del Club de Huerta Grande. Elijo éste, puesto que lo sustenta EL CONSENSO de los socios del club. Llevó muchas horas de análisis en distintos espacios de reflexión.


1. - Nuestra realización plena como seres humanos no debería estar condicionada por el dinero, ni por los créditos.


2. - Al facilitar el intercambio de productos y/o servicios procuramos ayudarnos mutuamente al alcanzar un sentido de vida superior mediante el trabajo, la comprensión y el intercambio justo.


3. -La actitud solidaria debería sustituir a la competencia estéril, el lucro y la especulación.


4. - Nuestros actos, productos y servicios deberían responder a normas éticas y ecológicas, antes que a los dictados del mercado, el consumismo y la búsqueda de beneficios a corto plazo.


5. - La mejor manera de realizarnos como miembros es asistir a las reuniones grupales y de capacitación. Ser productor/proveedor y consumidor (PROSUMIDOR) de bienes y servicios


6. - Cada miembro debería estar atento a la índole de sus actos, productos y/o servicios porque son de su total responsabilidad. Promoviendo igual actitud entre socios.


7. - La participación es libre. Pertenecer a un club del trueque no implica vínculo de dependencia. Manejándose cada socio en forma autónoma desde su compromiso individual, dentro del mismo.


8. - Los clubes del Trueque como tales no deberían tener filiación ni organizarse formalmente. Son INFORMALES, AUTOGESTIVOS, AUTONOMOS.


9. - Como miembros activos, no deberíamos respaldar, patrocinar, o apoyar a una causa ajena a nuestros propósitos.


10. - Debemos propender a mantener discreción sobre asuntos del club. Los socios deberíamos observar un comportamiento cauteloso y prudente en nuestras relaciones predicando con el ejemplo.



En definitiva estos 10 o los 12 principios iniciales no distan mucho de lo que cualquier sociedad quiere alcanzar.


Uds. podrán pensar ¡¡¡qué bárbaro, me anoto en un club del trueque y me cambia la vida!!!!

Ahí está el error.  


Si somos especuladores en la vida, no podemos cambiar tan rápidamente.

Si de nosotros no surge una actitud solidaria en la vida cotidiana, tampoco la podremos llevar al club.

A veces se cree que solidaridad es ayudar, solamente, a cruzar la calle a un anciano o a un discapacitado.

Como en los manuales de primaria. Pero rotundamente no es así.



Practicar la Solidaridad 


Tenemos oportunidad de practicar la solidaridad, comprando en el almacén de la esquina, en vez de ir a un hipermercado a llenar el carrito . Pero eso sí, cuando llegamos a fin de mes le pedimos fiado a don Juan, el almacenero de la esquina, que tiene abierto siempre y nos saca de apuros.


O los que somos del Valle, por ejemplo. Hay que andar haciendo campañas para que la gente compre en el pueblo o ciudad.


Entonces, ¿ qué sentido tienen los clubes?

Proveer de un espacio...


  • Donde podemos "jugar" a iniciarnos en actividades impensadas.
  • Donde, siendo un espacio elegido libremente, nos esmeramos en dar y recibir lo mejor.
  • Donde las personas de la tercera edad se sienten útiles.
  • Donde el ama de casa que no puede salir a vender esas empanadas ricas que le hace a su familia, por las calles de la ciudad, las trae al club y se las sacan de las manos.



Tiene solamente el beneficio económico de la venta?  


No. Decididamente, no. Esa señora se siente útil. Porque con su venta puede comprarle las zapatillas a su hijo, o pagarle las clases de guitarra que antes no po-

día.


Donde nos podemos equivocar de rubro y no nos van embargar.

Porque siempre estamos jugando el rol de prosumidor.  Palabra clave en ésta organización.

Nadie puede consumir más de lo que produce.


Aquí no hay banco ni entidad que me preste con intereses, que yo no sé si voy a poder cumplir.   Esto pasa todos los días en el sistema formal.

O aquel que usa la tarjeta indiscriminadamente sin tener el respaldo suficiente.


En el club si yo vendo 3 docenas de empanadas a 5 créditos, podré comprar las zapatillas por 15 créditos.

A su vez tiene la oportunidad de participar en un ámbito donde TODOS están intentando re-aprender los valores perdidos y poner en prácticas nuevas formas.


De acuerdo a la información que tenemos luego de los encuentros, sabemos, justamente, porque cada club es autónomo, que se llega por distintos caminos.

Lo que es común a todos es el espacio ganado para vivir una nueva experiencia de interrelación.


Partiendo de los principios leídos y a su vez sabiendo que hay una forma organizacional que la mayoría adopta, el sistema de RED:


  • Las redes no son otra cosa que contactar intereses y personas facilitando la creatividad.
  • Las redes fortalecen el sentido de solidaridad.
  • Cada uno de nosotros es un nodo (vínculo, enlace, etc) en la red.
  • Las redes rescatan la idea tribal de las relaciones estrechas de las sociedades primitivas.
  • Los Clubes del Trueque contribuyen a la satisfacción de distintos tipos de necesidades en forma inmediata.
  • Recupera y desarrolla la autoestima de sus miembros.
  • Permite el desarrollo de la creatividad.
  • Posibilita incluir a distintos actores sociales agrupados por afinidades.
  • Se revaloriza el concepto de productor- consumidor.
  • Genera un mercado nuevo, ALTERNATIVO del formal.


Dentro de éste espacio, entonces, hay actitudes, valores, que se analizan y que tratamos de modificar o de adaptar según lo creamos conveniente.

Por ejemplo:


Responsabilidad Individual: Es el compromiso de cada uno en lo que hace y en lo que brinda

Horizontalidad: Es una característica del sistema que se adopta en las redes. Donde no hay jerarquías. Todos por igual tienen voz y se expresan.

Paternalismo: Es una actitud que no permite que el otro desarrolle su responsabilidad individual.

Si prima la responsabilidad individual no hay lugar al Paternalismo.

Prosumidor: Cada uno, en una delicada combinación de productor y consumi-dor .

Consenso: Dentro del sistema de red el consenso se convierte en la nueva señal.

No todos los clubes ponen en práctica el consenso.  Pero sí cuando se descubre, es difícil no adoptarlo.

¿Qué es? Es un común acuerdo.  Acuerdo unánime, al que se llega a través del intercambio de ideas.  No se vota.

Disenso: La duda. Es abrir la posibilidad a otra propuesta. Es el momento previo para llegar al consenso.

Acuerdo de voluntades: Las partes interesadas, en cuestión, son las que ponen las condiciones para un determinado intercambio.

Autogestivo: Hay autogestión cuando existe la Responsabilidad individual.


Todo esto y mucho más me permite afirmar que:



Quiero detenerme en este último punto.  Muchos piensan que siendo ALTERNATIVO, Excluye al formal.  Y no es así.   Alternativo es otra posibilidad para elegir, para optar


Se ha comprobado en el IV Encuentro Provincial de los Clubes de Córdoba, que ninguno es autosuficiente.

Eso significa que debemos "alternar" entre este y el formal.


Si de mi canasta familiar puedo decir que un 30% está satisfecha por el club, significa que tengo un 30% de mi ingreso familiar que recibo en pesos del sistema formal, que lo puedo destinar al pago de la luz, gas etc.  Mi participación en el club me está ayudando, de alguna manera, a llegar más dignamente a cubrir las necesidades básicas.


Hasta aquí, les he dado un pantallazo de las distintas herramientas, dentro del marco filosófico, que tiene a su alcance cualquier club.


Ahora paso al



Aspecto organizacional de los clubes.


Pero antes, si ha quedado alguna duda en lo expresado anteriormente sería interesante que Uds. me lo dijeran.


CÓMO ESTÁ ORGANIZADO UN CLUB?


Ya les comenté que hay total autonomía. Pero tomemos algunos aspectos que son comunes.

Como en toda gestión de éste tipo hay un grupo organizador. Que habitualmente se lo denomina Consejo Coordinador, sin cargos ni categorías. Solamente responsabilidades.


Este grupo es el que dará los primeros pasos y decisiones. Generalmente se tiende a no enquistarse e ir dejando el lugar a otros socios.


Los socios de un club tienen fijado un lugar, día y hora de reunión para la feria. Es el hecho convocante y madre de todas las actividades que se realizan.


Dentro de esa feria los socios utilizan un valor de intercambio que algunos clubes llaman créditos, talentos, argentos, dones etc.

Este valor es la MONEDA-CONFIANZA.  Generalmente, hay paridad con la moneda oficial.  O sea un crédito = un peso.

Cada club emite sus propios valores, con el criterio que cada uno decida.


Me detengo en este punto. Los créditos.

Cuando comencé la charla hacia referencia a las comunidades aborígenes que trocan sus productos, satisfaciendo así necesidades.


Dentro de los clubes, al utilizar un valor de intercambio como son los créditos nos permite realizar el TRUEQUE MULTIRECIPROCO.


Eso significa que si yo le vendo miel a él, y recibo a cambio estos papelitos no necesito comprar lo que él ofrece y sí tengo la posibilidad de complacer a mi familia comprando una rica torta, a otro socio.


Los créditos circulan dentro de cada club.  Aquí también hay algunas diferencias.

Desde Bernal Bs. As. Se lanzó la idea de La Red Global de Trueque.


Es evidente que si dentro de cada club somos un nodo o vínculo y comenzamos a relacionarnos cada vez más, eso nos va permitiendo saber de los otros.

Somos muchos los integrantes de distintos clubes del Trueque que afirmamos y creemos que la red constituye una de las herramientas válidas.   Pero no justifica por ello unificar formas de organizarse o lo que es peor utilizar un vale nacional o regional.   Esto quitaría independencia a cada club.  Este tema lo dejo aquí.  Dado que nos desvía de nuestro objetivo inicial. 


Por lo tanto volviendo a ¿cómo está organizado un club?, les comento que:

Es frecuente que dentro del ámbito de la feria se realice, lo que algunos dan en llamar Asamblea y otros Plenario.  Ese es el momento donde los socios hacen una puesta en común de los acontecimientos de la organización. La presentación de los nuevos que ingresan.  Temas a resolver, etc.


Algunos piden como requisito para el ingreso tener un socio que los avale (padrino) y asistir a charlas informativas. Otros con referencia de trabajos realizados (en servicios).


Esta Gran reunión, está coordinada, como todas las actividades por uno o varios miembros que forman el Consejo.

En la mayoría de los clubes este grupo tiene un día para reunirse. Ese es el caso por ejemplo del Club de Cosquín y el de Huerta. En éste último ese día no solamente se reúnen los coordinadores, sino todo aquél que quiera participar y se le ha dado en llamar "La mesa ampliada".


Cada grupo trata de hacer una lista de socios, con los rubros y direcciones. Porque no queda el contacto, únicamente, en la feria.

Durante la semana se sigue intercambiando. Ya sea bienes o servicios.


Hasta aquí la descripción general del movimiento tipo en un club.


Se está estudiando la forma más adecuada para llegar a una fluida relación INTERCLUBES, sin que por ello se pierda identidad, autonomía etc.


Cuando por razones geográficas los clubes están cerca es más fácil conocerse.   De ese conocimiento vendrá la confianza y se establecerá las relaciones que cada uno crea convenientes.


Vuelvo a repetir que hay varias posturas al respecto.  Es una parte de la historia de este nuevo-viejo sistema que debemos escribir, teniendo presente una idea-fuerza del movimiento ecologista: Pensar globalmente, actuar localmente.



Elsa Ortalda


ELGOZANTE(arroba)PUNILLANET(punto)COM(punto)AR















Para empezar si quieres formar parte de nuestro Círculo de Intercambio solo tienes que enviar esta información a una de las Personas de Contacto:


NOMBRE    Nº DE  CONTACTO    OFRECIMIENTO    DISPONIBILIDAD





Proyecto Software Flexible


http://ourproject.org/projects/reddetrueque

"RedDeTrueque - El objetivo de este proyecto es desarrollar un sofware flexible que

permita la creacion y mantenimiento de redes locales de trueque,

orientado a la gestion cooperativa por parte de los usuarios, agrupados

en nodos autonomos intercomunicables."


en sencillo, queremos abrir y mantener otros canales de participacion de

desarrollo de este tema a nivel portoespanyol en principio.. invitamos a

todo el que tenga algun conocimiento tecnico informatico o quien quiera

seguir los mensajes de las listas simplemente a suscribirse.. a

editar/abrir paginas en el wiki1, dar opiniones, etc, etc

http://reddetrueque.ourproject.org/wiki


estamos planteando de abrir un canal irc 'fijo', un mapita pa contacto

provincial, etc, etc..

lo interesante es compartir las soluciones de las diversas rdts..




Cyclos Software

http://cyclos.red-bdt.org/cyclos/do/






La cara oculta del Trueque

Heloisa Primavera, Octubre 2001

 

www.redlases.org.ar



El club del Trueque primero, allá por el 1995, la Red Global de Trueque Solidario, luego, a partir de 1997, son procesos que la opinión pública fue conociendo lentamente. Y, casi siempre, mal. En general se asoció la movida a una forma de “intercambio primitivo”, donde alguien llevaba un pullover y salía con una licuadora, a semejanza de lo que ocurría en alguna placita del barrio de Palermo sensible.


Con el tiempo, en el primer año del Siglo XXI, los “fundadores” lograron sentarse en los despachos del Ministerio de Economía para “asesorar” al país - por la módica suma mensual de US $ 6.000 (seis mil dólares) - acerca de cómo se replicaba la producción del “milagro” de la multiplicación de los panes y los peces. Cuando los bien intencionados altos funcionarios se enteraron de que en la distribución había las mismas desviaciones del capitalismo neoliberal salvaje, los echaron de las oficinas de Palacio, pero ya era tarde...

   

Habían quedado huellas suficientemente profundas para consolidar la confusión en la memoria colectiva, como si los “salvadores” de la economía popular fueran los únicos autorizados por el Estado como los habilitados a formar las nuevas filas del proletariado emergente: en vez de dinero, papelitos verdes (“el dólar del trueque”); en vez de empleo, trabajo desregulado con distintos subsistemas de explotación. Se entronizaron los “bonos nacionales”, con CUIT (!),como los únicos válidos en todo el territorio nacional.

  

Así, lo que fue una potencial herramienta de liberación de la gente - promotora de ciudadanía política a partir de la ciudadanía económica (vaya salto epistemológico!) - se convirtió en un nuevo chiche de explotación de los que “saben” menos por los que “saben” más… cómo hacer trampa; de los que tienen “nada” por los que tienen “algo” muy parecido a la viveza criolla, aunque más no sea una razonablemente aceitada fábrica de papelitos de colores.

   

Las aguas hoy están bien divididas en una Red GLOBAL de Trueque, donde pocos ganan mucha plata, y una Red de Trueque SOLIDARIO, donde muchos ofrecen trabajo voluntario para disminuir la brecha vergonzosa entre los que se siguen cayendo del mapa y los que aun no corren riesgo. Y la revolución no fue. Pero todo no está perdido...

   

A partir de diciembre del 2001, dos fenómenos proliferaron a la velocidad de hongo-después-de-la-lluvia: cacerolazos y clubes de trueque. Era de esperar, por lo tanto, que el caos de los primeros intentara encontrar algún orden en el espacio de los segundos. Y la tentación sigue siendo grande.

   

Como, a diario, los clubes de trueque vienen siendo mostrados por los medios como el “milagro argentino”, o al menos como respuesta eficiente a la doble crisis que estamos viviendo – de escasez de dinero y de escasez de vínculos sociales afectivos - los que estamos adentro y creemos ver la parte sumergida del “iceberg” tenemos la responsabilidad de transmitir, a los recién llegados nuestra visión de lo que está ocurriendo. Aunque se habla mucho del fenómeno, se desconoce que esa experiencia que pronto cumplirá los siete años ha producido diferentes tipos de “clubes de trueque”, también llamados “Nodos”, en referencia a su vinculación como puntos de una Red.

  

Personalmente, creo ilustrativo transcribir un diálogo que escuché hace algunos días en una localidad del conurbano, pese a que las referencias a episodios similares son cada vez más frecuentes. Para ello, es necesario informar previamente al lector que, en la jerga interior de la Red, se denomina “crédito” al instrumento utilizado como intercambio y que, al que es generosamente distribuido por el grupo fundador (La Bernalesa) se lo denomina “el del arbolito", porque tiene un ombú impreso en una de las caras. Es el más numeroso en circulación, superando las 50 millones de unidades en el país, no porque haya más personas adheridas al sistema, sino por su peculiar sistema de distribución, como se explica más adelante. Los Nodos y la población más numerosa en el conurbano son los de Zona Oeste, cuyo crédito se conoce como el del "ojito", por una figura con la que se diferencia la "marca de seguridad" con que cuentan ambas “cuasi-monedas” privadas, de gran utilidad para una enorme población hoy empobrecida por las políticas de ajuste estructural, acompañadas por sus multíplices cómplices nacionales e internacionales, da igual.


A. "Están pasando cosas raras en la Red. El otro día, mi mecánico no quiso aceptar los billetes de 50 créditos con que le fui a pagar el arreglo del auto. Eran 100 créditos y 30 pesos. Me dijo que no los aceptaba porque sabía que yo los había comprado..."

B. "Y... que hiciste?"

A. " Le dije: Y qué? Los compré! No los robé, y vos sabés que YO trabajo... Me fui a mi casa y los cambié por créditos "usados" de menor valor... y me los aceptó, medio a regañadientes, pero los aceptó... En mi Nodo se venden créditos todos los sábados, antes del horario de la feria..."

B. "En el mío, se venden los martes y viernes por la mañana: le entregas la fotocopia del documento y los 3$ y te entregan los 50 créditos; a veces en el momento, a veces tardan algunos días; el problema es que ahora solo hay billetes de 50 (créditos) y eso hace aumentar el precio de las cosas..."

A. "En mi Nodo, el problema es que no está llegando nada de materia prima y la coordinadora sabe que la gente se va con los del "ojito", que al menos fideos entregan... El problema es que ellos sólo pagan 50 créditos por mes a los coordinadores y La Bernalesa paga 200..."

  

No se trata de Kafka, ni Beckett, ni Pinti: es sólo la vida misma, después de las enseñanzas de La Bernalesa... Como dice el 2º principio de la termodinámica, parece que nos estamos enfriando con el universo y el milagro de la vida es cada vez más raro: es mucho más fácil comprar “dinero” una o dos veces por semana que TRABAJAR... ¿no?


Pero qué significa eso al interior de la Red y entre los clubes o Nodos. En realidad, éstos pueden permanecer aislados en sus lugares de origen o agruparse en distintas Redes de Trueque. En unos como en otras, se pueden observar al menos dos modelos, que se parecen a primera vista - porque hacen ferias semanales, usan para el intercambio unos papelitos denominados “créditos”, incluyen productos y servicios variados en sus listados de ofertas -pero que se diferencian en algunos valores y en su forma de gestión.

  

En muchos, el énfasis está puesto en favorecer el intercambio a través de la generación de una abundante masa de circulante, lo que se produce con la “venta” de créditos a todos los interesados, la organización es piramidal y hay apertura a empresas (casi siempre quebradas, para “salvarlas”), la capacitación es ultrarrápida y la vocación es la de utilizar un único crédito para todo el país y, si posible, al conjunto de países donde puedan llegar, conformando una “moneda privada” única, que podría ser utilizada “sin fronteras”... Para vacacionar en Brasil, por ejemplo.

   

Para ello, necesitan un Banco Central, que en el caso se sitúa en Bernal, en la sede de uno de los clubes muy numerosos, liderado por el grupo fundador. De allí salen, según información que circula en las redes, unos 750.000 créditos por día que se venden a razón de $2, $3 o $4, según la distancia geográfica o social del intermediario que los lleva a provincia. Como su nombre lo indica, ésta responde al nombre de Red GLOBAL de Trueque.

  

En otros, el énfasis está puesto en la construcción colectiva de un modelo de inclusión social, donde se intenta generar las prácticas democráticas de distribuir la riqueza producida a partir del trabajo, por lo cual el crédito es un simple instrumento de intercambio, al que se accede gratuitamente, por “regalo” de la generación precedente o donación anónima de los mismos socios, que entienden el riesgo de “vender” algo que se parece tanto al dinero, principalmente cuando éste escasea. Está organizada con asambleas de los Nodos, éstos se agrupan en regiones y éstas se articulan a nivel del país, todos los meses desde 1998, habiendo alcanzado este año el crecimiento suficiente para tener asambleas regionales, que se harán el mismo día del año y luego intercambiarán sus resultados y propuestas. Esta responde al nombre de Red de Trueque SOLIDARIO y se diferencia de su hermana por rechazar las prácticas de venta de créditos, tanto como el uso de dinero en los clubes. La entrada se paga por todo concepto en moneda social, que es como se suele llamar ese instrumento que pretende corregir la escasez de dinero, a favor de los que no lo tienen. Pese a la tentación de la crisis, no le preocupan las cantidades sino la calidad de vida que se construye en su interior. Se podría decir que corresponde a una iniciativa de radicalización de la democracia, donde el poder se desplazó hacia la producción de una moneda que es social y que corrige, desde los grupos organizados, los vicios de la otra...

  

Como en los casos de corrupción, en las operaciones de ventas de “créditos” del trueque, hacen falta TRES para sostenerlos: el que vende, el que compra y el que, conociendo, no interviene... Esperemos que ahora sean más los que sepan. Así de simple las cosas, quisimos hacer nuestro aporte del lado de la esperanza, ya que es muy fácil saber qué elegir cuando sabemos qué PROYECTO hay detrás de cada una de las Redes, la GLOBAL y la SOLIDARIA.

 

Como los clubes de trueque hoy garantizan la supervivencia de miles de hogares argentinos, no queremos sembrar el pánico, ni destruir la que parece ser la esperanza de tantos argentinos. Al contrario, estas líneas no son más que la respuesta a un pedido que nos hicieron hace algunos días en Villa Libertador San Martín, Entre Ríos: hacernos cargo de la responsabilidad de formular propuestas de “corregir el rumbo” de las iniciativas locales. 


Empecemos con un poco de Historia, entonces. Desde los años ’30, en todo el mundo, las monedas complementarias siempre fueron monedas locales, que promovieron el desarrollo local y por ello siempre fueron emitidas, distribuidas y controladas localmente. Los ejemplos son muchos y muy variados: desde la “moneda local” de Ithaca, New York, impresa por Paul Glover desde 1992 y copiada en numerosas localidades norteamericanas, hasta la “moneda privada” que circulo en 1993-4 en Campina do Monte Alegre (Sao Paulo, Brasil) reemplazando a la moneda oficial, respaldada por la comunidad y la asociación de comerciantes; pasando por los mas de 2000 sistemas derivados del sistema canadiense pionero, iniciado por Michael Linton, en Vancouver, Canadá.

  

O sea, la solución es muy fácil, si queremos cambiar algo: volvamos a las monedas locales, para el desarrollo personal que apoya el desarrollo local.


Abajo el reinado de ese marketing de multinivel criollo, que torció el proyecto colectivo de una economía de solidaridad, en la cual era posible compartir la riqueza, distribuyendo poder político, a partir de la creación de un simple instrumento de intercambio que libera una porción importante del mercado de la escasez de dinero! Abajo los que optaron por vender papelitos de colores como “dinero” en todo el territorio nacional...

  

Y para no desperdiciar la inversión en pesos que hicimos al comprar nuestros “arbolitos”, queremos compartir una propuesta de rescate de nuestro trabajo: por ejemplo, a todos los bonos en nuestro poder, se les puede aplicar un simple sello con una leyenda que indique el nombre del Nodo o la región, acompañado de la sigla TTE, que los convertirá en “bonos locales” y sólo los usarán los nuevos socios que acrediten ser parte de un grupo y que se pongan de acuerdo en tener un nuevo Banco Central – ecobanco, o banco sin banqueros. En fin, basta recordar las condiciones iniciales de lo que en algún momento fue obvio y no necesitó ponerse por escrito, en esa iniciativa utópica a cuyos valores no queremos renunciar: Trabajo, Transparencia y Equidad.





Este y más artículos de Heloisa Primavera en http://redlases.wordpress.com/archivos/.


En concreto, el siguiente documento complementa y amplía este artículo: http://redlases.files.wordpress.com/2008/02/es2003_milagrotruequehintze_hp.pdf



ċ
ClubesDeTrueque.rtf
(32k)
Stella Ne,
11 Apr 2012, 23:30
Comments