El WIR Suizo

El Banco WIR

Video


Nota del traductor:

John J. Lara A.
Director 
Fundación Red de Sistemas de Comercio Local
Medellín, Colombia

(57) (4) 256 79 76 -- (57)310 471 33 01

El Banco Wir es referencia de un modelo efectivo de moneda complementaria como el que impulsa la Fundación Red Siclos con su servicio del Banco de Tiempo Local.. 

Mientras el desempleo y la informalidad laboral afectan a una gran proporción de la población, los excedentes de mercancía, la capacidad de servicio que no utiliza, los bienes productivos ociosos, los conocimientos y las habilidades que no aplica o su tiempo libre quedan a la espera de clientes que no pueden pagarle por insuficiencia de dinero o por endeudamiento excesivo. ¿Qué hacer para generar nuevas fuentes de ingresos o para vender más sin rebajar sus precios o correr riesgos de crédito?

Haga más ventas y contratos con el Banco de Tiempo Local, cobrando por aquello que hoy no le pagan con dinero corriente. Encontrará nuevas oportunidades laborales, podrá cobrar por lo que disfruta hacer, recuperará deudas vencidas, resolverá necesidades de crédito y evitará sacrificar su efectivo disponible. Como empresa venderá más sin arriesgar cartera o bajar precios, ganará más clientes, abrirá un canal para clientes fieles, reducirá capacidad ociosa, dará salida rentable a excedentes de inventario, hará publicidad gratuita, disminuirá sus gastos y en suma, aumentará sus utilidades netas. Su organización también se fortalecerá aumentando sus recursos y su capacidad de acción.

Esta solución es de comprobada eficacia y combina modelos exitosos de otros países con base en que el dinero no es otra cosa que un acuerdo entre los integrantes de una comunidad geográfica o virtual para usar algo como medio de pago entre sí. Ofrezca entonces bienes, productos o servicios aceptando una parte del precio en Horas según convenga a cada quien y obtendrá el derecho de pagar antes o después de la misma manera. Por tareas simples puede pagar abonando a la cuenta de su proveedor el tiempo que tarde en hacerlas. Por servicios más calificados y bienes o productos, negocia precio total y las partes a pagar en Pesos y en tiempo usando el equivalente de 1 Hora por un determinado monto en moneda nacional de cada país.

Crea su código SIN COSTO para hacer y consultar anuncios GRATUITAMENTE y con todo detalle de toda clase de ofertas y solicitudes, incluyendo imágenes y precio si lo desea; contacte a quien le interese y explore cada operación sin compromiso. Use este enlace si el explorador lo permite: https://www.digitekst.net/redsiclos, o cópielo en la barra de direcciones y consulte luego mayor información o formule sus preguntas en www.bancodetiempolocal.com.

Contáctenos desde su país para indicarle cómo establecer un nodo de la red en su comunidad local.


Artículo

Una iniciativa suiza para ayudar a las PyMES


Hay gente que se equivoca, diciendo que el dinero local y otras iniciativas similares no son para el sector comercial: el Banco WIR (en alemán, en francés y en italiano) en Suiza, fundado en 1934, ha logrado mejorar el resultado de las PyMEs (Pequeñas y Medianas Empresas) por ofrecerles préstamos baratos en su propia moneda complementaria que se llama WIR ("nosotros" en alemán).


Se fundó este banco durante la época cuando Suiza seguía sufriendo todavía de los impactos causados por la Gran Depresión. Había unas personas que conocían ya la idea de Gesell sobre el "Freigeld" (dinero libre) y se reunieron para crear un círculo de compensación que se transformaría después en un banco cooperativo. Se paga en WIR en vez del franco suizo(CHF) como su medio de intercambio pues la circulación del dinero tradicional no bastaba. Aunque el banco WIR dejó de seguir el principio geselliano de oxidación en 1948, sigue sirviendo todavía hoy en día a las transacciones entre PyMEs suizas.


En general esta cooperativa acepta solamente PyMEs. Los miembros utilizan WIR (equivalente a CHF) en paralelo con CHF para las transacciones con otros miembros de WIR (por ejemplo, WIR 30 + CHF 70). Y disfrutan de empréstamos en WIR también con la tasa de interés más baja que aquellos en CHF porque el banco WIR puede crear WIR por si mismo mientras que tiene que tomar CHF prestado del banco central con la tasa de interés, y puede ofrecer, por ejemplo, un préstamo de 2% en WIR y otro de 5% en CHF si la tasa oficial es del 3%.


Otra ventaja para los miembros del banco WIR es el incremento de clientes: los que tienen WIR no pueden gastarlo con alguien que no sea miembro (grandes empresas o empresas extranjeras), por eso los miembros del WIR tienen la ventaja de atraer más clientes. Es por eso que crean un círculo donde queda su poder adquisitivo sin escaparse de la frontera.


Una investigación (en inglés) constata que el banco WIR equilibra las fluctuaciones económicas, jugando el papel complementario a la economía convencional (a presentarse a en la próxima vez). Los miembros de WIR hacen más intercambios en WIR cuando la economía suiza no va bien mientras que se intercambian menos en WIR durante el boom económico, y así tienen menos miedo al retroceso. Se podría aprender mucho de 70 años de su historia…



Un libro sobre el Banco WIR (en inglés): http://www.lulu.com/content/301348



Por Miguel Yasuyuki Hirota, desde su buenísimo blog "Rumbo a la democratización económica: Sistemas de moneda complementaria, economía solidaria, altermondialismo" en http://mig76es.wordpress.com/






Intercambiar es Ganar: Compensa.es

El Artículo abajo nos cuenta de una iniciativa aparecida en España: sin moneda complementaria propia y algunas pequeñas diferencias pero en esencia los mismos principios.



http://www.compensa.es


empresas que intercambian productos y servicios ahorran dinero, ganan nuevos clientes y crean redes de ayuda mutua entre Pymes y grandes empresas. Este es el trueque 'a la antigua', SIN moneda complementaria - pero luego surgen empresas que actúan como 'bolsas de intercambio'...


Fecha: 1 de Junio de 2003, Redactor: Redacción (Pymes)


Intercambiar es ganar


Tan viejo como el propio mercado, el trueque vuelve a estar de moda. Una situación económica delicada junto con el desarrollo de las nuevas tecnologías son las dos variables que han revitalizado esta actividad. Ahorros de tesorería, incrementar la capacidad adquisitiva y sumar nuevos canales de venta son los puntos fuertes que ofrece el intercambio a las empresas. Aunque aún, de forma incipiente en España, poco a poco el sector se profesionaliza y ya existen auténticos especialistas en la materia.


Dentro de una sociedad desarrollada la compra venta de bienes o servicios se salda con la correspondiente transacción monetaria. Aquello de intercambiar una mercancía por otra parece ser cosa del pasado. Nada más lejos de la realidad. Más de 7.5 mil millones de dólares movió este negocio durante 2002 en Estados Unidos, según la Asociación Internacional de Empresas que realizan Intercambios, Irta. Lo que ha supuesto un crecimiento del 8% respecto al año anterior.




Todo se intercambia


Viajes, telefonía, material de oficina, soportes publicitarios, consultoría, mobiliario, formación. Todo es susceptible de ser intercambiado. El trueque es una herramienta de gestión abierta tanto a las pymes como a las grandes empresas. La Irta estima que, sólo en Estados Unidos, más de 300.000 firmas usarán el intercambio durante este año. Si bien en verdad que las grandes corporaciones han sido las primeras en apuntarse a esta tendencia, muchas pymes conocen las bondades del sistema.


Existen varias fórmulas de intercambio. La bilateral: entre dos empresas. Es la más básica y antigua y la que experimenta una menor repercusión. La multilateral cuenta con la ayuda de un tercero que actúa de intermediario y en ella intervienen empresas de los más variados sectores y actividades. El método es sencillo. Si una empresa dispone de un excedente, bien en productos, bien en servicios, lo lleva a una de estas bolsas de intercambio. En ella se tasará en una cuantía determinada que podrá ser canjeada por un bien o servicio de igual valor.



Ahorrar en caja


Los hermanos Marcos y Alejandro Ruiz llevan tiempo en el mundo del intercambio empresarial. En 1995 crearon Compensa, Bolsa de Intercambio de productos y servicios. Una de las pocas firmas que actúan en este campo en España, frente a las 600 que trabajan en territorio norteamericano. Aunque su sede está en Madrid cuentan con cobertura internacional en Inglaterra, Francia, y los Países Bajos. En la actualidad disponen de unos 400 clientes, de 14 sectores diferentes.


Consideran que, en buena medida, se trata de una herramienta financiera que ofrece multitud de ventajas a las empresas con ventas adicionales, utilizando productos en existencia y reduciendo la salida de tesorería. Precisamente el trueque siempre ha sido una buena alternativa ante la escasez de liquidez en las cuentas.


Pero además de optimizar los resultados financieros otra de las razones que explican el éxito del sistema es la reducción de los stocks. Almacenar resulta caro. El espacio disponible para estas funciones suele ser limitado y se paga un alto precio por él, así que a muy pocas compañías les interesa guardar sus excedentes. Estas firmas logran gracias al trueque desprenderse de las existencias sin necesidad de venderlas a precios no competitivos.


Desde Compensa se apuntan más argumentos a favor del intercambio. Uno de ellos es la posibilidad de publicitar la empresa en medios de comunicación sin desembolsar dinero. Y es que, junto con la automoción, la publicidad es el principal campo que encuentra esta actividad en territorio nacional. A estos dos sectores se ha sumado con fuerza últimamente el de la informática.




Canjes en red


Pero de tradicional recurso en tiempos de crisis, ciertas empresas lo entienden como un elemento fundamental en una economía global. Internet ha ayudado a difundir los principios del sistema y abrir nuevos negocios. Tal es el caso de Acambiode.com, un portal perteneciente al Grupo Intercom, que lleva casi dos años en el mercado. Sin embargo, no todos sus clientes pertenecen a la nueva economía. En agosto de 2002 el Hotel Gran Proa solicitó los servicios de Acambiode.com. Este establecimiento necesitaba rediseñar su imagen corporativa, a cambio ofreció una semana de estancia en sus instalaciones en temporada alta. El valor económico de la transacción fue de unos 1.000 euros.


En Compensa, por término medio, los productos o servicios a canjear suelen tener un valor de unos 3.000 euros. Aunque si se trata de servicios o productos muy específicos están abiertos a la negociación. Una cuantía que en el caso de Acambiode.com puede bajar hasta los 600 euros por intercambio.


El intercambio funciona no sólo como receta para reducir los costes financieros. Introducirse en nuevos canales de venta no suele ser una de las prioridades de aquellos que acuden al intercambio. Pero se trata de un buen camino para conocer nuevos clientes fuera de las áreas habituales y aumentar el ámbito de influencia propio. Una figura fundamental es la del gestor o consultor que ejecuta el canje. Ha de conocer bien el mercado, saber valorar los productos y asesorar a sus clientes en cuanto a las diferentes opciones que se le presentan.


Las compañías de intercambio logran rentabilidad principalmente mediante un sistema. Cobran una comisión por cada transición que realizan. La profesionalidad ha de estar garantizada, sin que se produzcan desviaciones como la de sacar al mercado productos de la bolsa y realizar una venta monetaria.


Según Compensa, cualquier empresa tiene el perfil idóneo para utilizar sus servicios; todas las empresas disponen de productos, capacidad humana, tiempo en rendimiento de máquinas, que intercambiar. Un sistema que ofrece muchas ventajas a las pymes y que su utilización no ha de asociarse únicamente con periodos de dificultades económicas. Se trata tan sólo de incorporar el trueque como una herramienta más en la gestión empresarial. Un método que se sale fuera de los cauces tradicionales de pago pero cuya rentabilidad parece asegurada.






mini-enlace directo a esta página >>  http://bit.ly/BancoWIR


WIR Bank en Wikipedia (inglés)
Comments