Cajas Calientes

Contents

    No headings.







    Caja caliente

    Una caja caliente, caja de heno, caja de paja, cocina sin fuego, cocina de aislamiento o cocina de retención del calor es una cocina que utiliza el calor de la comida que se cocina para completar el proceso de cocción. Los alimentos que se cocinan son calentados al punto de ebullición, y luego aislados. Durante un período de tiempo, los alimentos se cocinan por el calor capturado en el recipiente aislante.




    Las cajas de heno se llaman así porque el heno o la paja fueron los aislantes de uso común. Las ollas de comida son llevadas a ebullición y luego se colocan en una caja llena de heno o paja. Se añade heno o paja adicional alrededor y en la parte superior de la olla.

    Durante la Segunda Guerra Mundial, las cajas de heno fueron utilizados como una modo de ahorrar el combustible que se suministraba de forma racionada.

    Los campistas y excursionistas han utilizado variaciones de cajas de heno durante años, calentaban su comida por la mañana y luego guardaban la olla en un saco de dormir o en la mochila . De este modo una comida caliente está disponible para comer en el final del día.

    Los diseños comerciales basados en este principio sólo diferían en detalles de construcción y en el tipo de material aislante utilizado. Algunos modelos estaban equipados con placas de esteatita o de hierro que se calentaban durante la cocción preliminar en la cocina y luego se colocan en la cocina sin fuego. Ya sea por encima o por debajo de la olla. En estos modelos, se utilizaba un material aislante no inflamable.

    Un método exitoso de fabricación casera consiste en coger una caja suficientemente grande que cuando se coloca la olla en ella, pueda estar rodeada por una gruesa capa de material no conductor, como el heno, lana de madera o papel arrugado. La olla se meta tapado con una tapa ajustada y se coloca un cojín encima de ella.



    La cocina de retención del calor puede ahorrar grandes cantidades de combustible, pero no hay un riesgo de desarrollo de bacterias si se permite que los alimentos permanezcan en la zona de peligro (5-60º C) durante una o más horas. Con el fin de reducir este riesgo, los alimentos cocinados en cajas de heno puede ser recalentado hasta la ebullición antes de comer, o se puede utilizar un termómetro para alimentos.



    Dependiendo de la frecuencia con que utilices este maravilloso invento puedes ahorrar aproximadamente entre un 30% y un 50% del combustible que se utiliza cocinando si no usas la caja caliente


    Comments