Eólica

Contents

    No headings.






    Video sobre la construcción de una turbina eólica




    A través de la energía eólica o del viento es posible obtener electricidad mediante la transformación mecánica que se produce en una máquina llamada aerogenerador: El proceso es idéntico al de las pequeñas dinamo que se disponen en las ruedas de las bicicletas para poder iluminar. Los aerogeneradores o molinos se encuentran entre las máquinas más antiguas para aprovechar la fuerza del viento, con usos diferentes al de obtener electricidad, tales como sistemas de bombeo directo de agua, molienda de grano, etc.



     

     

     

     

     


    La potencia de estos equipos va directamente ligada a la potencia eléctrica generada, que va desde pequeños usos (como el de las embarcaciones de recreo) con potencias que oscilan entre los 60 y los 600W. También podemos encontrar aerogeneradores de mediano tamaño para la electrificación de viviendas con potencias de unos 1’5 a 12 KW. Más allá de estos equipos de uso particular, hay un salto cuantitativo enorme a las grandes torres aerogeneradoras dispuestas en grandes grupos llamados parques eólicos, para la producción y venta a la red eléctrica general, con equipos de potencias que van desde cientos de kilovatios hasta el millón de vatios en caso de los más grandes. En la actualidad los parques que se están inaugurando tienen normalmente una potencia instalada que oscila entre los 10 y los 50 MW. Esto permite suministrar la electricidad necesaria para dotar a núcleos de población de tamaño medio. Por ejemplo, la potencia eólica instalada en Andalucía en el año 2000 era de 146.2 MW (millones de vatios), con zonas con gran intensidad de vientos como Tarifa con 113’2 Mw, Casares con 19’8 Mw y Énix con 13’2 Mw.

    La limitación principal que impone este aprovechamiento es la necesidad de contar con un determinado número de horas anuales de viento. Es más importante que se cuente con un viento constante, que la gran intensidad de éste . Adicionalmente la concentración de parques eólicos en zonas concretas está limitado a las posibilidades de evacuación de la electricidad a través de la red eléctrica colindante e infraestructura asociada, que a menudo demuestra ser insuficiente. Por otra parte, la falta de una planificación ambiental adecuada en el emplazamiento de los parques eólicos, por parte de los promotores, donde se consideren las afecciones al entorno natural (flora, fauna, paisaje, ruido...) ha provocado a veces conflictos con la administración competente en materia medioambiental y/o con asociaciones del ámbito conservacionista.

     

    AEROGENERADORES

    La energía del viento es “atrapada” a través de una máquina conocida como molino, o más técnicamente aerogeneradores y transformada en electricidad. Los aerogeneradores se pueden clasificar atendiendo a la posición del eje de giro en: los de eje horizontal, los más utilizados y eficientes y los de eje vertical.

    El aerogenerador de eje horizontal, empleado mayoritariamente en nuestros parques eólicos consta de tres partes básicas:


    • El rotor, que incluye el buje y las palas, generalmente tres.
    • La góndola, donde se sitúan el generador eléctrico, los multiplicadores y los sistemas hidráulicos de control, orientación y freno.
    • La torre, que es de tipo tubular. Las primeras se empezaron a construir en celosía pero han ido siendo sustituidas para evitar afectar al paisaje.

    Los pequeños modelos para uso doméstico son una configuración a escala de este tipo aunque mucho más simple, por lo que el mantenimiento de los mismos es mínimo.

    Subpage Listing


    Comments