Térmica

Contents

    No headings.




    La energía proveniente del Sol lo hace en forma de radiación con diferentes longitudes de onda. Las más perceptibles para nosotros son las que conforman el espectro visible y que nos permite ver los colores, y las que conforman el espectro térmico (infrarrojo) y que mantienen la temperatura del planeta apta para la vida. El aprovechamiento solar para usos térmicos permite captar la energía del Sol y utilizarla para calentar un fluido (agua, aceite, gas, etc), pudiendo aprovechar este calor para diferentes usos que van desde la producción de electricidad a la generación de agua caliente para uso doméstico.

    En función del tipo de tecnología a usar en la captación de la energía solar y de la temperatura alcanzable se habla de energía solar a alta, media y baja temperatura. En lo que nos afecta como consumidores, las tecnologías que se demandan para uso residencial son las de baja temperatura (entre 60 y 80ºC). Los equipos solares térmicos que se comercializan para uso residencial vienen optimizados para una temperatura de servicio del agua de 40 a 45ºC, que es una temperatura más que adecuada para garantizar las necesidades de confort en el uso del agua caliente.

    El uso de captadores solares térmicos domésticos (también llamados captadores planos), para la obtención de agua cliente sanitaria, requiere un espacio donde disponerlos (habitualmente tejados o azoteas), y que éstos se hallen orientados al sur y con una inclinación adecuada respecto al horizonte para aprovechar el máximo número de horas de sol.


    Ya que la disponibilidad de energía solar no es constante y, eventualmente, puede haber un pico de demanda en el consumo de agua caliente, es preciso señalar que los equipos solares térmicos requieren el apoyo de un sistema auxiliar para poder garantizar el suministro en tales ocasiones. Esto suele ocurrir en los meses invernales. Lo que se hace es disponer un sistema adicional (caldera de gas, de gasoil, de biomasa, etc) a la salida de agua caliente del equipo solar para elevar la temperatura hasta cubrir el salto térmico que falte. En Andalucía, debido a la alta irradiación, el sistema auxiliar de apoyo es necesario tan solo en alguno de los meses invernales. En verano y con uso adecuado, la cobertura del equipo solar suele se del 100%.

    Las Administraciones Públicas están inmersas en un esfuerzo por promocionar la energía solar térmica..

    EQUIPO SOLAR TÉRMICO DOMÉSTICO

    Un equipo solar térmico doméstico (ESTD) también denominados “equipos compactos”, por ser ésta la configuración comercial habitual, es de una tecnología sumamente simple. Su configuración habitual está recogida en el siguiente esquema y lo componen básicamente 4 sistemas:


    • Sistema de captación: es la parte más visible del equipo y es donde es transferida la energía de la radiación solar al denominado líquido calo-portador (agua o mezcla de agua más anticongelante). Está compuesta por paneles o captadores solares planos, integrados en una caja termo-aislada. La superficie captadora es de color negro para absorber la máxima radiación y transferirla al mencionado líquido calo-portador que atraviesa.
    • Sistema de intercambio: es donde se produce la transferencia térmica del líquido calo-portador al agua de servicio a través de un elemento denominado intercambiador. Este sistema pude no estar presente en las configuraciones más sencillas, en cuyo caso, el líquido calo-portador es directamente el agua calentada para consumo.
    • Sistema de acumulación: es el que permite el almacenaje del agua caliente hasta el momento de ser consumida. Está compuesto por un termo acumulador y el volumen del mismo dependerá del diseño de la instalación. El agua es recirculada de manera que se mantenga siempre a una determinada temperatura de servicio.
    • Sistema auxiliar: es un elemento de apoyo adicional (p.ej. una caldera) para cuando la temperatura de salida del agua caliente del acumulador no es suficientemente alta o como soporte en caso de sustitución o reparación del ESTD.


    Adicionalmente se suele incorporar, en caso de que lo requiera la configuración del equipo, un sistema de control que permite al usuario conocer a cada momento la temperatura del agua y saber si el equipo funciona correctamente. Se trata de una pequeña centralita automática, que recoge información a través de sondas de temperatura, y pone en marcha las bombas de recirculación del sistema hidráulico cuando oscila la temperatura dentro de un rango programado (unos 40ºC)



    Subpage Listing


    Comments