Incredible Edible Todmorden

Todmorden, el pueblo inglés auto-suficente alimentariamente

innovadora iniciativa en gran Bretaña:


En la ciudad de Todmorden creen tener la fórmula para salvar el planeta


en dos años, la localidad ha cambiado radicalmente la manera cómo produce sus alimentos y la forma en que sus residentes se preocupan del medio ambiente. para 2018 esperan que la ciudad sea totalmente autosuficiente.  




Fuente:
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/01/economia/1338570979.html

¡Increíbles y comestibles!

CEstelle Brown (izda.) y Mary Clear, en un huerto de Incredible Edible. | Foto: C.F.

Estelle Brown (izda.) y Mary Clear, en un huerto de Incredible Edible. |

A veinte minutos de Manchester, en un frondoso y abigarrado valle, se está cociendo una sabrosa revolución que responde al audaz nombre de Increíbles y Comestibles. La idea es así de simple: se plantan a discreción verduras, hierbas y árboles frutales en 70 espacios públicos. Se mantienen gracias a la labor de 280 voluntariosque le dedican dos mañanas al mes a la faena. Y todo el pueblopuede servirse gratis y a placercuando llega la hora de la cosecha.


El pueblo en cuestión se llama Todmordentiene apenas 15.000 almas y se ha convertido en el epicentro de un movimiento –Incredible Edible- que se está propagando por el Reino Unido a la velocidad de las esporas, bendecido en persona por el príncipe Carlos y replicado ya al otro lado del estrecho de Calais.

 

"El secreto está en que somos el movimiento más inclusivo del mundo", asegura Mary Clear, una de las fundadoras. "Nuestro lema es así de simple: 'Si comes, estás dentro'.Aquí no discriminamos a nadie por sus diferencias alimenticias, ni se nos va el tiempo echando sermones. La diferencia se marca pasando a la acción. En eso estamos".


Tan persuasivos son los argumentos de Increíbles y Comestibles que tienen incluso a la policía cultivando maíz dulce y cebollas japonesas para todo el pueblo. Junto al hospital han plantado una "apoteca" de plantas medicinales. A las puertas del teatro local crecen las tomateras. Y junto a la iglesia unitaria, en la colina más alta del pueblo, se prodigan las coles y las acelgas.

[foto de la noticia]

Mary Clear ha subido hasta aquí para arrancar unas cuantas hojas para la cena. El vergel que ella misma ha plantado en el esquinazo de su casa, en la calle Cockpit, se lo cede generosamente a sus vecinos y a todo el que venga de visita: espinacas, brécoles, berros, guisantes, judías...


Nada más bajar de la estación de tren, los reclamos de Incredible Edible nos persiguen como una suculenta tentación, comparable sólo a la experiencia de ir arrancando manzanas y peras de los 800 árboles frutales, o a la de saborear lo mejor de la cosecha cocinada en The Bear, la cooperativa, café, restaurante y punto de encuentro local.

 

Allí conocemos a Estelle Brown, anfitriona de excepción, que nos regala el primer paseo 'comestible' por el canal de Rochdale, con parada obligada ante los cerezos y el jardín de hierbas que ha plantado Mario, el dueño del garaje aledaño. "Cuando empezamos, en 2007, hubo gente que veía todo esto como una excentricidad o un capricho", admite Estelle. "Ahora, con la crisis, se empieza a ver casi como una necesidad: hay que estar preparados para los malos tiempos".

Crear jardines "artificialmente"

Recuerda también Estelle cómo al principio todo eran dudas sobre dónde plantar y a quién pedir permiso. "Con el tiempo nos dimos cuenta de que lo mejor era sembrar directamente y crear jardines 'accidentales'. Ni siquiera le llamamos a esto gerrillas 'verdes'. Lo que hacemos no tiene nada de 'bélico' ni de provocador, yo más bien diría que estamos haciendo una revolución gentil desde lo local. Y lo bueno es que los 'poderes' nos ven con buenos ojos, porque algo está cambiando profundamente en el pueblo".

[foto de la noticia]

ElAyuntamiento ha cedido el solar del viejo hospital, junto al río, donde han echado ya raíces los primeros árboles del futuro gran jardín comestible, con la ayuda de los trabajadores de VolkerStevin y de Considerate Constructors (Constructores Considerados). Todo parece tener un nombre sugerente en Todmorden, empezando por el pueblo, al que sus habitantes llaman cariñosamente 'Tod'.


En el aparcamiento del nuevo hospital, sobre varias camas de cultivo, crece el herbolario local, cuidado primorosamente por la 'boticaria' Helena Cook. Equinácea para fortalecer las defensas, achicoria para el aparato digestivo, romero para las enfermedades respiratorias, caléndula para las curar las infecciones.


Las ocho escuelas del pueblo se han hecho también "increíbles y comestibles", y en una de ellas se está habilitando unagranja piscícola, donde también se cultivará por hidroponía. Entre tanto, el programa Every Egg Matters está llenando Todmorden de gallinas, con el objetivo de llegar en el 2018 a una producción de 30.000 nuevos semanales, suficientes para todo el pueblo.

"Seamos realistas: no vamos a conseguir la autosufiencia alimentaria, pero al menos estamos trazando el camino", reconoce Mary Clear, la 'agitadora' del grupo, con todo el saber acumulado de sus años de trabajadora comunitaria y con el "sentido común" aplicado al arte del cultivo. "Nuestros huertos son pura 'propaganda verde', aunque el efecto que han tenido en estos años ha sido tremendo", asegura la enérgica Mary. "El consumo de productos locales ha aumentado tremendamente, los comercios que al principio nos miraban con recelo ahora quieren ser increíbles y comestibles".


Mientras toda Gran Bretaña se prepara para el atracón del jubileo, Todmorden, el pueblo que llegó a ser el centro textil del West Yorkshire, se viste estos días de gala para consagrar la primavera en el primer Desfile de la Polinización. Aunque la gran celebración del año llegará en octubre, en la Fiesta de la Cosecha a la que contribuye todo el pueblo, con todas las viandas locales servidas directamente del huerto al plato. ¡Que aproveche!



todmorden es una pequeña ciudad de inglaterra, pero sus residentes afirman que descubrieron el secreto que podría salvar el planeta. tanto así, que algunos de sus representantes viajaron a copenhague para debatir junto a los líderes mundiales la manera de lograrlo.


en menos de dos años esta ciudad ha cambiado radicalmente la manera en que produce sus alimentos y la forma en que sus residentes se preocupan del medio ambiente. basta revisar algunas estadísticas: el número de personas que hoy cultivan sus propias verduras aumentó en un tercio, siete de cada diez personas compran regularmente alimentos producidos en la ciudad y los habitantes que crían pollos se multiplicaron 15 veces.



giro radical 

la iniciativa se llama “incredible edible todmorden” (traducible por “increíble comestible todmorden” o "alimentos increíbles todmorden") y su objetivo es que cada vez más personas produzcan sus propios comestibles, como frutas, verduras e incluso carnes. 


el mercado local está lleno de vegetales y carnes locales. igual que los almuerzos que se sirven en las ocho escuelas de la ciudad.


"esto es un giro radical", dice al diario the independent pam warhurst, una de las personas que idearon este proyecto, involucrando a sus amigos y vecinos.


"nuestro objetivo es lograr que nuestra ciudad sea totalmente autosuficiente en la producción de alimentos para 2018. y si podemos seguir al mismo ritmo, como lo hemos hecho los últimos 18 meses, lo vamos a lograr", asegura.


es más, los líderes de esta iniciativa ahora están exportando su idea. hace dos semanas todmorden organizó una conferencia sobre cómo generar proyectos parecidos a "alimentos increíbles todmorden" en otros lugares, y asistieron más de 200 personas de toda gran bretaña.


y en otras ciudades ya se dictan cursos en que los participantes aprendan a producir su comida, y también cómo hacer conservas o mermeladas.


nick green es otro de los promotores originales de este proyecto. dice que eligió un consultorio en desuso para sembrar sus productos porque estaba en el centro y atraería la atención.


"queríamos que todos vieran lo que hacíamos, para que pudieran preguntar y participar", dijo al diario británico. "el viejo consultorio tiene mucho terreno en el frente, así que era ideal. yo no pedí permiso a nadie; simplemente fui con mi pala y mis semillas y planté coliflores".


incredible edible todmorden comenzó financiado por los propios habitantes, pero lograron mucho con poco dinero. incluso ganaron el premio al "proyecto comunitario más inspirador", obteniendo mil libras (us$1.625).


lynne midwinter, otra de las impulsoras de la "iniciativa verde", logró que los puestos del mercado local publicitaran los productos locales en pizarras. "ahora puedes ver la mayoría de los locales anunciando la carne de vacuno local, el cordero, cerdo, pan, verduras y el queso".


 

comida sana

también están plantando manzanos, perales y ciruelos en el nuevo consultorio. "vamos a animar a la gente a recoger sus frutas cuando pasen a ver al médico. tal vez plantar ahí los árboles ayude a que la gente haga la conexión entre comida sana y ser saludable", dice warhurst.


esta navidad, desde el pavo hasta las verduras serán 100% de todmorden.


pam warhurst lo resume con satisfacción: "este proyecto involucra a todos en la ciudad. honestamente creo que es un plan para cada barrio, porque lo que hacemos aquí puede ser fácilmente imitado en cualquier lugar. se trata de involucrar a las personas y darles espacio para montar sus propias ideas".

____________

70%

de la población de todmorden compra frutas, verduras y carnes producidas por los propios habitantes de esta ciudad inglesa.

 exportando el modelo

"soy maestra de escuela primaria en una ciudad vecina, littleborough, y tengo un increíble proyecto de cultivo de alimentos con mis alumnos", dice helena cook. "lo mejor es que entusiasma a los padres, y sé que algunos de ellos ya han comenzado a cultivar sus propias hortalizas en casa. todos los que están involucrados en el proyecto todmorden están comprometidos a exportar esta iniciativa a otros barrios".

 

vía | diario.elmercurio.com - www.treehugger.com
fotografía | www.incredible-edible-todmorden.co.uk

en.wikipedia.org

 




Comments