2. Bases




grabación completa disponible 







Modulo 1 Clase 2


¿Cuales son las Bases de la Permacultura?

Aquí visitamos por primera vez las Éticas, los Directrices y Principios de Diseño, y les ubicamos en el contexto global de la Permacultura.



Éticas de la Permacultura

 

La ética actúa como restricción del instinto de supervivencia y de otras construcciones personales y sociales ególatras que tienden a guiar el comportamiento humano en cualquier sociedad. Son mecanismos que evolucionaron dentro de las culturas en pro de un interés propio más cultivado, ilustrado y culto; un punto de vista más inclusivo de qué y quienes constituyen el "nosotros", y una forma de comprender los resultados buenos y malos a largo plazo.

Cuanto mayor es el poder de la civilización humana (debido a la disponibilidad de energía) y mayor es la escala y concentración del poder dentro de la sociedad, más se necesita de una ética crítica para asegurar la supervivencia tanto cultural como biológica a largo plazo.

Este punto de vista ecológicamente funcional de la ética, hace de ella un tema central en el desarrollo de la cultura para el descenso energético.

A diferencia de los principios de diseño, los principios éticos no estaban listados explícitamente en la literatura inicial. A partir del desarrollo de los cursos de diseño, la ética ha sido cubierta por tres máximas o principios amplios:

 

Cuidado de la Tierra (conservar el suelo, los bosques y el agua).

Cuidado de las personas (ocuparse de si mismo, de los familiares, parientes y de la comunidad).

Poner límites al consumo y la población (esta es la 3a ética como aparece en el Manual del Diseñador).

 

Estos principios son la esencia de la investigación de la ética comunitaria adoptada por viejas culturas religiosas y por los grupos cooperativos modernos. El tercer principio e incluso el segundo se derivan del primero.

Los principios éticos han sido pensados y usados como fundamentos simples y relativamente incuestionados del diseño en permacultura, dentro del movimiento y dentro de la aún mayor “nación global” de la gente con un punto de vista afín.    En perspectiva, esos principios pueden verse como el común de todas las “culturas del lugar” tradicionales, aunque el concepto de “gente” puede haber sido más limitado que la noción que ha emergido en los dos últimos milenios.

Este interés de la permacultura de aprender de los indígenas y de las culturas tribales y locales, se basa en la evidencia de que esas culturas han existido en un relativo balance de armonía con su entorno y han sobrevivido más tiempo que cualquiera de nuestros experimentos recientes de civilización que han conectado a las personas con la tierra y la naturaleza a lo largo de la historia, con la considerable excepción de las modernas sociedades industriales.

Por supuesto que, en nuestro intento de vivir una vida ética, no deberíamos ignorar las enseñanzas de las grandes tradiciones filosóficas y espirituales o de los grandes pensadores de la ilustración científica y de la época actual, pero en la larga transición a una cultura sostenible de baja intensidad energética necesitamos considerar y procurar entender un conjunto de valores y conceptos mayor que sólo aquellos surgidos de nuestra historia cultural reciente.

Adaptado de "La esencia de la Permacultura" de David Holmgren