Piensa y Escucha

enlace directo a esta página >> http://bit.ly/PiensaEscuchas

Esta es una parte del Manual de Reuniones Efectivas que destacamos por su gran utilidad en cualquier contexto dónde quieras aumentar la inteligencia individual (y por consecuencia la inteligencia colectiva si estás trabajando en grupo).    Las partes de colores no se encuentran en el Manual.

El Piensa y Escucha (o P&E) es un simple acuerdo entre dos o más personas que toman turnos iguales de tiempo

para escucharse, alentando el desahogo emocional o el 'pensar en voz alta', sin juicio, comentario, 


Se puede recordar con una formula sencilla y bien conocida (aún que por otra cosa...)  : 



         2
E=mc 


(aún que muchos no entienden su relevancia: ahora ya sabes! 

De un genio para crear más genios – ver abajo*).




Escuchar (con E mayúscula) =

materia (el contacto físico o la cercanía de cualquier forma sea más apropiada, es una gran ayuda)

x la velocidad (potencia) del cariño al cuadrado (mucho cariño!),

posiblemente la energía más potente en el universo



Sencillamente nos turnamos a escuchar sin juzgar,

sin comentario ni retro-alimentación,

y con un acuerdo de confidencialidad total.


Si la persona escuchada decide tomar el tiempo para pensar en alta voz,

para descansar un rato,

para desahogar sobre cualquier cosa o para jugar

… todo está bien.  


Algo como la confesión católica, pero en forma más amplia

y de ayuda mutua, sin confesional y con perdón ya incorporado. 


Aire fresco para el espíritu, esencial para una buena salud mental,

y lo más rápido que te puedes acercar a otro ser humano:

simplemente acordando ratos mutuos de


“100% aceptación y respeto incondicional”.  


Simple pero nada fácil:


y por eso empezamos con practicar con tan solo 3 o 5 minutos a la vez. 

 

Compruébalo por ti mism@!






Piensa y Escucha

del MANUAL de Reuniones Efectivas



Ésta es una técnica fundamental que junto con la de Ronda establece los requisitos para conseguir una reunión inclusiva y productiva.


Aunque no se aprendiera ni se aplicara ninguna otra técnica salvo estas dos, aun así se habría realizado un gran avance.



Descripción



En un Piensa y Escucha se trabaja en parejas.


Durante la mitad del tiempo uno es el pensador y el otro el que escucha.

Una vez transcurrido la mitad del tiempo del ejercicio se tornan los roles.

El dinamizador se ocupa de controlar el tiempo.



Durante el turno de pensador se anima a cada persona a que diga lo que piensa sin que lo que dice deba necesariamente tener sentido para el que escucha.

El turno de pensar es para el beneficio del que habla.

Es un rato para que pueda desarrollar sus pensamientos a su propio ritmo y a su manera.


El que escucha no hace ningún comentario ni preguntas pero si emite sonidos y realiza gestos para animar y hacer saber a su compañero que está escuchando activamente.


Durante el tiempo de Piensa y Escucha los asistentes tratan del tema propuesto por el dinamizador.



Generalmente el periodo para cada turno de Piensa y Escucha es de dos a cinco minutos (conocido como 2 por 2 ó 5 por 5).

Grupos con práctica pueden funcionar fuera de esos parámetros haciéndolo en un minuto por un minuto.

Para asuntos complejos o un mayor efecto los Piensa y Escucha pueden ser de diez minutos para cada uno.


Casi siempre es mejor realizar una sesión, por muy corta que sea, que ninguna en absoluto.

Es confidencial todo lo que dice el pensador, así como la manera en que lo expresa, sólo debe ser conocido por él mismo y el que escucha.

Este no debe hacer ninguna referencia a lo que se ha dicho, ni al propio pensador ni a ningún otro, a no ser que el pensador le dé claramente su permiso para que lo haga.







El CIRCULO DE CONFIANZA del Piensa y Escucha

 


NI JUICIOS NI COMENTARIOS  




PENSANDO   


QUÉ HACER - recuerda que es tu turno   

QUÉ NO HACER - intentar parecer listo o culto


ESCUCHANDO


QUÉ HACER -  mira a tu pareja, escucha activamente

QUÉ NO HACER -  hacer preguntas, interrumpir, intentar aclarar algo




Por qué funciona

 

El Piensa y Escucha es una técnica para dejar un tiempo para pensar.


Dicha técnica permite a los participantes dudar y errar, probar ideas, abandonar las que no parecen prometedoras y decidirse por aquellas que sí lo parecen, sintiéndose seguros ante la certeza de que sus viajes mentales son privados y confidenciales.



Consecuentemente, cuando el dinamizador pide a la gente su punto de vista sobre el asunto que está siendo tratado, puede esperar que éste sea más concienzudo y útil de lo que lo hubiera sido sin el Piensa y Escucha.



El Piensa y Escucha ofrece también a la gente la oportunidad de hablar.

Quizás haya estado escuchando atentamente una presentación asimilando lo dicho.

Ahora puede invertir la corriente y expresar sus pensamientos.


Esto mejora considerablemente la comprensión del material y alivia la fatiga causada por la continua corriente de información nueva.



Cuando la gente se relaja descubre que el tener un oyente atento, paciente y que le aprueba a lo largo del camino, mejora la calidad de su pensamiento.

Con una atención adecuada a menudo descubre nuevos pensamientos y se sorprende de sí mismo.

Este efecto se resume en la frase " A menudo no sé en qué estoy pensando hasta que lo digo.".



Al saber el oyente que pronto llegará su turno de hablar sin ser interrumpido puede resistir su ansia de inmiscuirse en los pensamientos de "su" pensador interrumpiendo, pidiendo explicaciones o "unirse a él".


Para algunos el papel de oyente es realmente dificil y se tienen que reprimir para no interrumpir.

Estas personas (y sus compañeros) son las que más se benefician de esta técnica a largo plazo pero quizás necesiten una supervisión discreta al principio.




Retos


Esta técnica es de una simplicidad absoluta.   Sin embargo, puede ser todo un reto.



A menudo es la primera técnica que se ofrece al grupo.

Es tan diferente a las conversaciones y discusiones normales con sus interrupciones y digresiones que la gente puede sentirse incómoda con ella.


Los primeros intentos deben ser de corta duración para evitar los incómodos silencios.


La incomodidad desaparece pronto a medida que el grupo adquiere experiencia.


No obstante, el dinamizador tendrá que estar disponible para convencer a la gente de que cualquier incomodidad será pasajera y que los silencios son valiosos ya que les ofrecen la oportunidad de poner en orden los pensamientos (o descansar).


Una vez que el grupo está entrenado en el Piensa y Escucha ocurre el efecto contrario.


Es decir, si no está programado y resulta necesario, puede que el grupo proteste ante su ausencia.


Es posible que haya que recordar a los que están en el turno de Pensadores que ese turno es para su propio beneficio.


No se espera de ellos que proporcionen al oyente un discurso coherente ni que le convenzan para que compartan sus puntos de vista.

No hay necesidad de prepararse de antemano. Solo uno mismo expresa al grupo sus pensamientos.


Muy ocasionalmente algún miembro del grupo pensará que el tiempo para el Piensa y Escucha es demasiado y continuamente pedirá feedback a sus oyentes.


Quizás sea debido a que estas personas no hayan tenido anteriormente a alguien que les escuchara, o a que se les haya dicho que son estúpidos y por lo tanto no valoren su propio pensamiento.


Empareja a esas personas con otras que tengan claramente una buena capacidad de escucha y no con otras que necesiten refrenarse para no intervenir. Los que poseen una buena capacidad de escucha disfrutan escuchando a la gente y animan a los otros con su presencia.



Para el oyente, además de evitar la tentación de unirse al pensador, el reto o dificultad mayor es evitar mientras escucha cualquier tentación de preparar su propio discurso para tenerlo preparado cuando llegue su turno.



Hará falta varias veces (quizás tres o cuatro) antes de que un grupo se sienta a gusto con el Piensa y Escucha.


Después de cada sesión pide que te hablen de la experiencia


- ¿Qué les ha parecido tener tiempo para pensar sin interrupciones? ",

"¿ Qué les ha parecido ser los oyentes?".


Este feedback dará la oportunidad de repetir las instrucciones y contestar cualquier pregunta.




Preguntas que se Formulan Frecuentemente 

(PFF)


P. ¿Qué pasa si el pensador habla sobre algo a lo que el oyente desea responder?


R. El oyente no responde de ningún modo durante el tiempo del pensador. Lo puede hacer durante su propio tiempo de pensar pero sólo si pide permiso para hacerlo.



P. ¡Socorro! No podré utilizar todo mi tiempo cuando me toque pensar en voz alta.


R. Raramente constituye un problema.

Aunque le puede costar un poco al principio, uno generalmente responde cuando se siente realmente escuchado y descubre que tiene mucho que decir.

No obstante, se acepta que un pensador piense en silencio durante todo o parte de su turno.

El oyente le sigue ofreciendo su atención aun cuando esté aquel en silencio.



Aplicaciones


La técnica de Piensa y Escucha es versátil debido a su simplicidad, el poco tiempo que ocupa y los beneficios generales que se derivan de Dejando Tiempo para Pensar

Posibles aplicaciones (y esta lista no es de ningún modo exhaustiva):


  • Permitir a la gente investigar lo que ya saben sobre un tema o situación.
  • Después de una presentación, la gente puede utilizar un Piensa y Escucha para que le sea más fácil encontrar comentarios o preguntas. Funciona incluso en grupos muy grandes.
  • Para generar opciones antes de una toma de decisión. Para elegir entre opciones.
  • Para establecer compromisos para la acción
  • Durante la preparación de las presentaciones, cuando se escriben informes o se planifican reuniones o en cualquier otra circunstancia en la que uno pudiera quedarse "atascado" y sentirse incapaz de continuar.
  • Antes de comenzar cualquier negocio, para descargarse de cualquier asunto que pudiera dispersar la atención de la gente y evitar que estuviera presente.
  • Al llegar a casa después del trabajo o en cualquier otro momento de transición, en el que sea fácil que la atención se halle dividida.



Notas para el dinamizador


Concede un tiempo al principio para que la gente encuentre una pareja ("trabaja con alguien que no conozcas es una sugerencia útil") y decida quién hace de Pensador primero.



Cuando haya transcurrido la mitad del tiempo hazles saber a tu manera

"Bueno, amigos. Ya han pasado los tres primeros minutos, Es hora de acabar lo que estuvierais diciendo y de cambiar de papel, el que hablaba ahora escucha" (una voz baja, profunda y lenta es más efectiva).

Y al final "Bueno, se acabó. Juntémonos en círculo para lo siguiente".



Un minutero con alarma que todos puedan oír resulta muy útil.


Algunos son excelentes, tienen memoria y pueden marcar el mismo tiempo cada vez.


Dales un tiempo para el cambio de roles y otro al finalizar. Uno de 3x3 puede llevar quince minutos.














Parte de los materiales básicos para el Grupo de Apoyo de Salud Integral






En más profundidad

Aquí puedes ver un buen artículo sobre "Como empezar el "Proceso de Reevaluación"de la web www.rc.org, que explica más sobre como se puede usar este método y de dónde precede.

Esta faceta es TAN importante, para conseguir grupos efectivos, como personas efectivas, que tenemos toda una web dedicada a esto (dónde puedes leer más información), y también cursos más completos para dar tiempo a la práctica, y crear grupos de apoyo de excelentes escuchas - ver 



Pero en esta página puedes ver las bases, que son suficientes para empezar una práctica muy útil - aún que se hace más y más eficaz cuando vamos profundizando en la teoría (que es simplemente buena práctica que se ha descubierto a lo largo de décadas de miles de personas practicando).




El Modelo de Base


Hay una teoría de la mente humana
que enseñamos en la clase M1.6 de Método Científico que está relacionada con esta práctica - si quieres profundizar, aún que es posible disfrutar de la practica de P&E sin saber nada de la teoría que explica como y porqué es tan eficaz.






Un posible "Mantra del Escucha"

(estas son las reglas y actitudes a llevar a este tipo de escucha especial - que son muy útiles compartir y tener para las dos personas, tomando turnos)


 "Me comprometo, en estos x.... minutos para ti,

de escucharte con mucho Amor y profundo Respeto,

de atesorar este Espacio pensando solo

en lo que tu decides compartir de ti mism@,

dejando al lado mi historia, opiniones o proyecciones,

recordándote la Realidad que es que eres completamente buen@,

inteligente y siempre has hecho

lo mejor que podías

en todas circunstancias.


Esto es un Tiempo Especial para ti,

no repetiré nunca lo que oigo aquí sin tu permiso

y solo me enfocaré en apoyarte a desahogar

lo que puedes y quieres,

a compartir tu silencio

o velar sobre de ti mientras descansas.


Estoy a disposición, gracias por tu confianza,

confío totalmente que tu puedes pensar por ti mism@

y llegar a tus propias respuestas

y para ayudarte llegar a ellas

te ofrezco la mejor Escucha

de la cual soy capaz

hoy y ahora."















































Comments