Byron Katie


Byron Katie ofrece una forma muy particular de re-organizar nuestros pensamientos para que seamos personas más efectivas, especialmente alrededor de historias o 'películas' dolorosas que nos creemos, usando 'nada más que lógica'.   Dice "Cordura y Amor son la misma cosa."  

Sus 'herramientas para pensar' son realmente una aplicación del Método Científico, puesto de forma muy original, para hacer experimentos con nuestras mentes y patrones.

También se puede ver como una aplicación muy disciplinada del 'sombrero blanco' (ver 6 sombreros para pensar)


http://www.thework.com/espanol


Los vídeos abajo muestran a Katie haciendo El Trabajo con varias personas (muy emocionante, transformador y a veces muy divertido).


La página en inglés está aquí

(tiene más vídeos)



Video: Necesito Más Dinero





Video: Quiero que el Cáncer deje de Avanzar


para la traducción correcta, pincha CC en rojo abajo y selecciona Español






Video: Miedo al Futuro








Video: Soy demasiado Gorda (parte 1)








Video: Soy demasiado Gorda (parte 2)







Video: Mi Hijo no quiere verme






Video: Necesito Aprobación de los Demás




El comienzo de El Trabajo

Byron Katie sufrió una depresión severa que comenzó cuando cumplió treinta años. 

Por casi diez años estuvo sumida en un estado depresivo con sentimientos de rabia y odio a sí misma, y constantes pensamientos suicidas; durante los últimos dos años, con frecuencia no podía ni siquiera salir de su habitación.

De repente, una mañana de febrero de 1986, en Katie se despertó una comprensión que transformó su vida. A este tipo de experiencia se le llama de varias maneras; Katie lo llama “despertar a la realidad”.

En ese instante fuera del tiempo, dice ella,

“Descubrí que cuando creía mis pensamientos, sufría, pero que cuando no los creía, no sufría, y que esto es cierto para todo ser humano. 

La libertad es tan sencilla como eso. Me di cuenta de que el sufrimiento es opcional. Encontré un gozo en mi interior que no ha vuelto a desaparecer, ni por un instante. Ese gozo se encuentra en todos, siempre”.

Ella comprendió que lo que le había causado la depresión no era el mundo a su alrededor, sino sus creencias acerca del mundo. 

En vez de tratar, sin esperanzas, de cambiar el mundo para que se ajustara a sus pensamientos de cómo debía ser, podía cuestionar esos pensamientos y, al enfrentarse a la realidad tal y como es, experimentar una libertad y un gozo inimaginables. 

Como consecuencia, una mujer que estaba postrada en cama con pensamientos suicidas de pronto se llenó de amor por todo lo que trae la vida.


No es que el proceso de cuestionarse de Katie, llamado El Trabajo, haya evolucionado desde esta experiencia, sino que – como ella dice- despertó con ella, como parte de ella, aquella mañana de febrero de 1986. 

Las primeras personas que hicieron El Trabajo difundieron la noticia de cómo éste había transformado su vida, y pronto Katie comenzó a recibir invitaciones para enseñar el proceso en público.

Desde el 1986, Katie ha llevado El Trabajo a millones de personas alrededor del mundo en actividades públicas gratis, en cárceles, hospitales, iglesias, corporaciones, universidades, escuelas, talleres de fin de semana y en su asombrosa Escuela para El Trabajo de nueve días.



¿Como hacer El Trabajo?

La manera más sencilla de hacer El Trabajo es:


1

Juzga a tu prójimo

Durante miles de años nos han enseñado a no juzgar a los demás; sin embargo, lo hacemos todo el tiempo: creemos saber cómo deben actuar los amigos, en quiénes deben interesarse nuestros hijos, lo que nuestros padres deben sentir, hacer o decir. En El Trabajo de Byron Katie, en vez de reprimir estos juicios los usamos como punto de partida para la autorealización. Al dejar que la mente que juzga tenga su vida propia, por escrito en el papel, descubrimos lo que aún no conocemos de nosotros mismos a través del espejo de quienes hemos juzgado.

Llenar la Hoja de trabajo “JUZGA A TU PROJIMO”. Se puededescargar una copia aquí.


2

Las cuatro preguntas

Ahora investigamos cada una de las afirmaciones en la Hoja de Trabajo Juzga a tu Prójimo utilizando las cuatro preguntas y las inversiones. El Trabajo es meditación. Se trata de crear conciencia, no de intentar cambiar los pensamientos. Hacemos las preguntas, tomando el tiempo necesario; vamos hacia adentro y esperamos que las respuestas más profundas emerjan de nuestro interior. (Se puede descargar la hoja azul aquí como guía para facilitar El Trabajo.)

En su forma más básica, El Trabajo consiste en cuatro preguntas y una o más inversiones (vueltas). Por ejemplo, el primer pensamiento que se podría investigar de la Hoja de Trabajo anterior es “Pablo no me escucha”. Busquemos a alguien en nuestra vida acerca de quien hayamos tenido ese pensamiento, y hagamos El Trabajo. “[Nombre] no me escucha.”

 ¿Es verdad?

 ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza?

 ¿Cómo reaccionas, qué sucede, cuando crees ese pensamiento?

 ¿Quién serías sin el pensamiento?

Después invertimos el pensamiento (el concepto que estamos cuestionando), buscamos tres ejemplos auténticos para cada inversión.


3

Invertir el pensamiento

Después de haber investigado la afirmación con las cuatro preguntas, es el momento de hacer la inversión (del concepto que estamos cuestionando).

Cada inversión es una oportunidad para experimentar el opuesto de la afirmación original y para ver qué es lo que uno mismo y la persona juzgada tienen en común.

La afirmación puede ser invertida a lo opuesto, hacia el otroy hacia uno mismo (y a veces a “mis pensamientos”, cuando sea pertinente). Buscamos al menos tres ejemplos auténticos donde cada inversión es tan o más cierta en nuestra vida.

Por ejemplo, “Pablo no me comprende” puede ser invertida a “Pablo me comprende”. Otra inversión puede ser “Yo no comprendo a Pablo”. Una tercera es “Yo no me comprendo a mí mismo”.

Hay que ser creativo con las inversiones. Son revelaciones que nos muestran aspectos de nosotros mismos que no habíamos visto hasta encontrarlos reflejados en el otro. Una vez que se haya hecho la inversión, vamos a nuestro interior y nos permitimos sentirla. Luego, hay que buscar, cada uno en su propia vida, al menos tres ejemplos específicos de la verdad de cada inversión.

Cuando comencé a vivir, o practicar, las inversiones, me di cuenta de que todo lo que yo decía acerca de ti, se aplicaba a mí. Era simplemente mi proyección. Ahora, en vez de tratar de cambiar el mundo que me rodea (esto jamás funcionó en mis 43 años), puedo fijar mis pensamientos escribiéndolos en el papel, luego los indago, los invierto, y encuentro que soy igual a como pensaba que tú eras. En el instante en que veo a otro como egoísta, estoy siendo egoísta (al decidir cómo debe ser el otro). En el momento en que juzgo a otro como rudo o cruel, estoy siendo ruda o cruel con él. Si creo que otro debe dejar de hacer la guerra, me pongo en guerra con el otro mentalmente.

Las inversiones son la receta para alcanzar la felicidad. Nos tomamos la medicina que hemos estado recetando a los demás. El mundo está esperando que sólo una persona despierte a esta verdad y esa persona eres tú.

Ejemplos de Inversiones

Aquí hay algunos ejemplos de inversiones:

"Él debería comprenderme" se invierte a:
- Él no debería comprenderme. (Esta es la realidad.)
- Yo debería comprenderlo.
- Yo debería comprenderme.

"Necesito que sea amable conmigo" se invierte a:
- No necesito que sea amable conmigo.
- Necesito ser amable con él. (¿Puedo vivirlo?)
- Necesito ser amable conmigo misma.

"Él no es amoroso conmigo" se invierte a:
- Él es amoroso conmigo. (Lo más que puede.)
- No soy amorosa con él. (¿En qué puedo encontrarlo?)
- No soy amoroso conmigo mismo. (Cuando no indago mis pensamientos.)

"Pablo no debería gritarme" se invierte a:
- Pablo debería gritarme. (Obviamente: la realidad es que él lo hace a veces. ¿Lo escucho?)
- Yo no debería gritarle a Pablo.
- Yo no debería gritarme. 
(En mi mente, ¿estoy repitiendo los gritos de Pablo? ¿Quién es más amable: Pablo que me gritó una vez, o yo que lo repito 100 veces?)


Acoger la realidad

Después de haber invertido los juicios emitidos en las preguntas 1 a 5 de la Hoja de Trabajo (cuestionando si son tan o más ciertos), invertimos la respuesta al número 6 utilizando “Estoy dispuesto…” “Espero con emoción…”.


Por ejemplo, “Nunca más deseo experimentar otra discusión con Pablo” se invierte a “Estoy dispuesto a experimentar otra discusión con Pablo” y “Espero con emoción experimentar otra discusión con Pablo.” ¿Por qué estaríamos dispuestos a experimentar otra discusión.

Con la inversión a la pregunta número 6 nos disponemos a acoger todo lo que es la mente y todo lo que es la vida sin temor, y a estar abiertos a la realidad. Si vuelve a ocurrir otra discusión con Pablo, bien. Si duele, podemos escribir los pensamientos resultantes y cuestionarlos. 

Sentir incomodidad es solamente un recordatorio de que nos hemos apegado a algo que podría no ser verdad para nosotros. Esos sentimientos nos dicen que es tiempo de hacer El Trabajo.

Hasta que no veamos al enemigo como nuestro amigo, nuestro Trabajo no está terminado. Esto no quiere decir que al amigo tenemos que invitarlo a cenar. La amistad es una experiencia interna. Tal vez no lo volvamos a ver nunca, quizá hasta nos divorciemos de él, pero cuando volvemos a pensar en él, ¿sentimos tensión o paz?

Según mi experiencia, sólo se necesita una persona para tener una relación exitosa. Me gusta decir que tengo el matrimonio perfecto y, en realidad, no puedo saber qué clase de matrimonio tiene mi esposo (aunque me dice que también es feliz).








Sobre Byron Katie

Byron Katie, fundadora de El Trabajo (The Work), tiene una misión: enseñar a las personas como acabar con su propio sufrimiento. Mientras las guía a través del proceso de indagación llamado El Trabajo, ellas se dan cuenta de que sus creencias estresantes-sobre la vida, otra persona, o sí mismas- cambian radicalmente, y su vida se transforma para siempre.


Basado en la experiencia directa de Byron Katie de cómo el sufrimiento se crea y cómo se puede evitar, El Trabajo es un proceso sorprendentemente sencillo, accesible a personas de todas las edades y antecedentes, y que no necesita más que lápiz, papel una mente abierta.


Mediante este proceso, cualquier persona puede encontrar el origen de su infelicidad y eliminarla ahí mismo. 

Katie (como se hace llamar), no sólo nos demuestra que todos los problemas en el mundo se originan en el apego a un pensamiento, sino que nos da la herramienta para abrir nuestra mente y ser libres.





¿Que es El Trabajo? 

El Trabajo (The Work) es un sencillo y, a la vez, poderosoproceso de indagación que enseña a identificar y cuestionar los pensamientos causantes de todo el sufrimiento en el mundo. Es una manera de entender qué nos está doliendo, y de enfrentar los problemas con claridad.

Las personas que hacen El Trabajo en forma continuada, reportan resultados que han transformado su vida.

  • Alivio de la depresión: Encontrar resolución, y hasta felicidad, en situaciones que alguna vez resultaban debilitantes
  • Disminución del estrés: Aprender a vivir con menos ansiedad o miedo
  • Mejora en relaciones: Experimentar una conexión e intimidad más profundas con tu pareja, tus padres, tus hijos, tus amistades y contigo mismo
  • Menos ira: Comprender lo que te produce enojo y resentimiento, y volverte menos reactivo, con menos frecuencia y menos intensidad
  • Aumento de claridad mental: Vivir y trabajar más efectiva e inteligentemente, y con integridad
  • Más energía: Experimentar un nuevo sentido de vigor y bienestar continuos
  • Más paz: Descubrir cómo convertirse en un “amante de lo que es”






(con subtítulos en español)
Ċ
Stella Ne,
28 Feb 2013, 08:53